Cómo puedes evitar atascos en tuberias

Son muy molestos y, además, más frecuentes de lo que te imaginas. Los atascos en tuberias pueden ocasionar graves problemas no solo en los conductos o bajantes de tu espacio, sino también en otros elementos del inmueble si el atasco llega a mayores. Llegados a este punto, es vital luchar contra los tapones y los atascos, así que ¿cómo puedes evitar este problema? Conoce, a continuación, más detalles.

Así se pueden evitar los atascos de las tuberías

Toda empresa de mantenimiento de tuberías o de desatascos te ofrecerá información detallada de cómo prevenir este problema, el cual en muchos casos surge repentinamente ante la incredulidad de los propietarios de una vivienda. Sigue estos tips para evitar el atasco en tu tubería

1. Realizar revisiones periódicas

Para ello, cuenta con una empresa especializada en desagües y atascos que, además de contar con grandes profesionales, disponga de herramientas y maquinaria especializada. Con trabajadores profesionales y cualificados y todo lo necesario para revisar tuberías, la inversión en mantenimiento preventivo es nuestra aliada para evitar, en el futuro, problemas mayores. 

2. Educar a los más pequeños de la casa

Desde que son bien pequeños, a los menores de la casa debes inculcarles que no han de tirar productos por el retrete y que, lo ideal, es contar con tapones y otros productos que hagan que la suciedad de la fregadera, por ejemplo, se retenga y no acabe en nuestras bajantes. Así, aprenderán la importancia de contar con unas tuberías sanas y, cuando sean mayores, obrarán en consecuencia. 

De igual forma, te recomendamos vigilar su comportamiento para que observes que no hayan tirado ningún elemento por el retrete. 

como evitar atascos en tuberías

3. Cuidado con los restos de comida y aceite

Estos son los principales responsables de los atascos en las empresas y viviendas. Cualquier alimento o resto de él debe acabar, siempre, en la papelera, incluso aunque estos sean pequeños. Asimismo, el aceite debe ser depositado en un punto limpio: además de contaminar las aguas, puede crear una capa de suciedad en las tuberías y hacer que las mismas se taponen. 

Como comentamos en el punto anterior, lo ideal es contar con tapones y filtros que consigan retener toda la suciedad, la cual debe ir a la basura lo más rápido posible. 

4. Los pelos del plato de ducha o bañera

Muchas personas pierden pelo, sobre todo, cuando se duchan. Le ocurre a las mujeres, quienes suelen tener el cabello largo. Tras cada ducha, lo ideal es retirar esos molestos pelos que se quedan anclados tanto en la ducha como en el desagüe. De no hacerlo, el problema puede llegar a mayores. 

5. Cuidado con los restos de pintura o disolventes

Si realizas una reforma u obra en el espacio, especial cuidado con los restos de disolventes y pintura. No los tires jamás ni por el retrete ni la fregadera. Llévalos a un punto limpio: algunos productos pueden ser corrosivos y dañar la tubería, también taponarla, especialmente la pintura con este último producto. 

6. No pienses que el retrete se lo lleva todo: gasas, compresas, papel higiénico... 

Todos estos productos deben tirarse a la papelera. Seguro que has visto el importante problema en las depuradoras con los mega atascos de toallitas que llegan hasta ellas. Pues imagina el problema en tu tubería. No tires gasas, compresas, papeles y demás, por el desagüe: el retrete no se lo lleva todo. Además, en el caso del papel higiénico, recuerda usar el justo y necesario: además de reducir el riesgo de atasco, ahorrarás y respetarás al medio ambiente. 

Así puedes evitar los molestos atascos en tuberías. Si sigues estos consejos, ya que conseguirás contar con unas tuberías sanas.

Sin comentarios

Añadir un comentario